www.flickr.com
Elementos de PabloGaleano Ir a la galería de PabloGaleano

jueves, 22 de abril de 2010

El Andador




Voy a toda prisa...por aquí y por allá...esquivando a la gente, sorteando sus miradas...pensando en otro lugar, intento sumergirme en otra realidad muy lejana a esta, sin irme muy lejos claro, creo ser el único en andar así...
Pero en mi andar cada tanto me detengo a observar...a mirar a la gente, y veo que ellos, como yo, andan en la vida esquivando también, cada uno parece concentrado en sus cosas, sus ideas o ilusiones, valla uno a saber... Observo los pequeños detalles de algunos, la rosa que lleva esa señora con tanto cuidado, se ve en su expresión frescura y alegría, pareciera que alguien hoy le hizo ese regalo; por allí veo a esa joven adolescente, parece que va a trabajar, se ha esforzado por combinar su verde chalequito con su pantalón de ceda...parece preocupada por algo, tal vez llega tarde a su empleo; y no muy lejos de ella hay un joven, observándola sin que ella se percate. El muchacho está mas bien vestido como si fuera a comprar algo, pero desprolijo...se nota que intenta aproximarse a ella para llamar su atención pero ella ni siquiera lo registra...; no tan lejos puedo ver a esa pareja de ancianos, seguramente esposos, están sentados esperando el tren...él sostiene con sus manos el bastón...perdida su mirada tiene en algún lugar del cielo...ella mira con ternura a una niña corriendo y jugando en el anden, la mira como la miraría la madre de esa niña...una lagrima pareciera escapársele a la señora, tal vez esa niña le recuerde a alguna nieta, o tal vez se recuerde a si misma...

Todo esto mientras en el medio, van y vienen otros...
En un mundo en donde todo tiene que ser rápido, absolutamente todo, hasta lo más ilógico como el amor, que es algo que hoy en día pareciera no poder ser lento, y pienso en si realmente vale la pena cambiar, ser una hormiga mas que sigue su sendero todos los días creyendo ser libre...y preocupándose por no alejarse de su monótono camino. Porqué tratar de cambiar mi esencia?, se que algunas cosas resultan mas fáciles de mejorar que otras, pero no deja de preocuparme la idea de tener que cambiar mi ritmo, mi personalidad solo para complacer a otros...

Las cosas llegan en algún momento a uno, tal vez cuando menos se esperan, o tal vez cuando uno se rinde, o se niega a ver la realidad...pero siempre llegan...

Yo por mi parte, espero conservar un poco más intacto eso que dentro de mi late a su ritmo, espero poder algún día salir del sendero cotidiano de lo normal...abrir los ojos...darme vuelta y dar un último adiós, y comenzar a trazar un nuevo camino hacia horizontes desconocidos...apreciar un poco mas las cosas simples de la vida que están siempre frente a nosotros y nunca las vemos o sencillamente las obviamos...tratar de conservar mi sentido de ver a las personas por lo que son por dentro, y no por lo visual nada mas...

Ya llegará mi día...
Publicar un comentario